TAROT ADIVINATORIO, DE CONSEJO Y TERAPÉUTICO

Usar un determinado enfoque en la lectura del tarot depende de cual sea nuestro objetivo. Partamos de la base de que todos ellos quieren ayudar. Y hay muchas maneras de hacerlo. Nuestro objetivo puede ser ayudar a la persona a entender y resolver los asuntos de su vida que están bloqueados o que traen algún tipo de sufrimiento. Sin embargo una persona no es un sumatorio de asuntos generalmente relacionados con la salud, el trabajo, el dinero y las relaciones. Un problema aparentemente económico puede estar enraizado en una falta de autoestima. Creo que la gran mayoría, por no decir todos los problemas, dificultades y frustraciones que aparecen en la vida tienen una raíz: la desconexión con nuestro verdadero ser y un propósito: ayudarnos a crecer. Entonces porque no ir a la raíz haciendo que nuestro objetivo sea ayudar a la persona a crecer, es decir, a conectarse y ser más ella misma. Podemos dedicar muchas sesiones de tarot para intentar eliminar los impedimentos que dificultan alcanzar las metas de nuestros consultantes, pero mientras estos no se sintonicen consigo mismos, mientras esas metas son viajes del ego o de la mente, continuaran apareciendo nuevas dificultades y problemas. Si, como propone el Tarot Terapéutico, que creé en 1987, focalizamos a la persona identificando y ayudando a desactivar los patrones de conducta crónicos que la impiden ser ella misma y al mismo tiempo desvelamos lo que el ser verdadero quiere, estaremos ayudando a nuestros consultantes a crecer y como efecto colateral irán resolviendo sus asuntos conflictivos.

Volver