Formación en Tarot Terapéutico – Arcanos Mayores

 

 



                                       ME INTERESA
 

             LA LECTURA TERAPEÚTICA O CRUZ CÉLTICA ACTUALIZADA

Ya vimos en el capítulo I un poco de esta lectura. Se trata de una resignificación terapéutica que desarrollé a partir de la tradicional Cruz Céltica, un sistema basado en una disposición de diez cartas (once con la Carta Testigo), como vemos en la Fig. IV.03, siendo que el número inscrito en cada carta indica el orden en que sale del mazo. Usaremos las 78 cartas, siempre barajadas 12 veces entre una consulta y otra, sin separar Arcanos Mayores de Arcanos menores.

Tiene diez posiciones:

Momento actual (1 y 2). Tradicionalmente las cartas que aparecen en estas posiciones son llamadas La Cruz Dinámica: un par de fuerzas cuya resultante dinamiza la vida de la persona. Muestran el momento que la persona está viviendo y/o la atmósfera actual. En la Lectura Terapéutica, donde lo que nos interesa son las cuestiones internas, vemos con qué impulsos internos la persona está haciendo contacto en ese momento, sus conflictos internos y cuestionamientos, las percepciones que está teniendo de sí misma, el asunto o tema interno que está aflorando a la superficie. A veces una de las cartas nos muestra el gancho con el Ancla mientras que la otra identifica una tendencia o actitud de liberación. A veces, podemos ver en la segunda carta los efectos de la primera, algo que tal vez no se manifestó todavía pero que ya está incubado.

Ancla (4). En la Cruz Celta tradicional es la que nos revela el pasado, mostrando situaciones, hechos o actitudes pretéritas que influyen todavía el momento presente. Revela las bases del asunto o de la situación actual en un momento distante del pasado. En la Lectura Terapéutica es el Ancla donde vemos los patrones programados que lo encadenan a su programación infantil, es decir a su pasado, y que constituyen el nudo que hoy puede y debe ser soltado para que la persona se transforme, crezca y madure. Generalmente esa Ancla, está en el inconsciente y como un iceberg, sólo es visible una pequeña parte. Este conjunto de trazos se cristaliza en una máscara con que la persona se disfraza, se esconde y defiende para no encarar la realidad ni sus verdaderas emociones. Esta carta es uno de los ejes principales de la lectura, podemos decir que muestra el obstáculo fundamental que en estos momentos debe y puede ser removido para avanzar en el camino de rescate del verdadero Yo y la plena realización personal. En general esta carta tiene dos lecturas: por exceso y por falta.

 ¿Cómo vamos a saber cuál será la opción más adecuada? En el caso de las Figuras de la Corte y de los Arcanos Menores la presencia o falta de elementos (Fuego, Agua, Aire y Tierra) en la carta astral del consultante nos ayudará mucho. También en todos los casos las cartas de la Infancia y Voz de la Esencia serán indicadores importantes. Cuando no conseguimos decidirnos por una opción determinada, podemos preguntar al consultante: Esta carta se puede interpretar así o asado. ¿Qué interpretación te suena más? En el 90% de los casos la persona va a decir las dos. Por eso estábamos en duda. Sin embargo, las cartas “sombrías” que identifican un mecanismo neurótico apenas tienen una: por exceso, pues la falta de un mecanismo neurótico nunca será un patrón de conducta que impide el crecimiento. Algunos tarotistas consideran estas cartas como negativas dentro de la vieja visión de dividir todo en bueno o malo. En la visión terapéutica no hay cartas buenas y malas. La aparición de una carta “sombría” (y si hay sombra es que hay luz en algún lugar) es el primer paso para entender y desactivar el mecanismo neurótico que la carta ilustra.

Voz de la Esencia o Necesidad interna (7). Tradicionalmente es la del carisma, algo profundo e inherente al ser. En la Lectura Terapéutica veremos cuáles son las necesidades más importantes y urgentes del ser interno, la voz de la esencia, su grito de socorro pidiendo actitudes que estén de acuerdo con su realidad interior, salud y bienestar. Los Arcanos Mayores en esta posición indica qué arquetipo o Principio Universal necesita ser parado de proyectar, rescatado, desarrollado e integrado.

Infancia (9). Tradicionalmente es la que revela las emociones más íntimas, los miedos, las esperanzas, los sentimientos y deseos ocultos del consultante. Algunos autores estudian aquí los factores inconscientes que influyen y presionan al consultante en el momento presente. Como estos factores son fundamentalmente la programación infantil que desde el inconsciente nos continúa manipulando, en la Lectura Terapéutica la llamo Infancia. En La Infancia están los orígenes del Ancla. Aún en una infancia que podemos considerar feliz, existió algún tipo de programación, y para eso está apuntando la carta.

Vemos aquí a) cuales fueron los trazos de personalidad que el niño tuvo que adoptar o reprimir y los patrones de conducta que tuvo que desarrollar, para ser aceptada. b) También podemos ver aquí los padres y el ambiente familiar.

Si aparece una Figura de la Corte con Aire (Espadas y Príncipes) se referirá más a los padres que al aspecto del consultante que fue reprimido en la infancia. Las consideraciones que vimos en el Ancla para identificar la opción a ser escogida también funcionan aquí. Las cartas sombrías muestran mecanismos neuróticos inoculados por la familia.

Relaciones amorosas (8). Se refiere al mundo de las relaciones amorosas y muestra: a) Las actitudes o comprensiones internas que son estimuladas, de una manera agradable o no, por la relación actual o anteriores. b) La imagen que el consultante vende en el mercado de las relaciones amorosas para intentar satisfacer sus necesidades de cariño, atención y sexo arriesgándose o exponiéndose lo menos posible. Esta imagen puede ser la expresión del Ancla en el mundo de las relaciones amorosas. c) lo que la persona espera de una relación. Con esta posición completamos as cartas do diagnóstico.

Método (5). En la Cruz Celta tradicional tenemos aquí la base de la cuestión enunciada por el consultante. En la Lectura Terapéutica es la posición del método de trabajo a seguir, las actitudes a tomar o a dejar de tomar para desactivar los bloqueos del ancla, satisfacer la demanda de la esencia y fortalecer y desarrollar la individualidad. Es obvio que si la persona no hace nada el Ancla se refuerza, sin embargo esto no debe ser usado como una amenaza. Como las interpretaciones de las cartas son muy parecidas en la Voz de la Esencia y en el Método, estudiaremos los significados de cada carta en ambas posiciones juntas.

¡Cuidado! En las posiciones de la Voz de la Esencia y del Método nunca diremos a nuestro consultante que tiene que SER esto o aquello. Es anti-terapéutico decir: tienes que ser más amorosa, más tolerante, más simpática o menos peleona, celosa o impulsiva. Pues si ella hace eso “a huevo” está creando y reforzando justamente la cualidad opuesta, según la ley del péndulo. Si reprime un aspecto suyo, éste se va a la sombra y desde allí manipula continuamente y tal vez un día explote. Terapéutico, sería pedir a la persona que identifique las dificultades internas que no le permiten ser amorosa, tolerante, etc. que identifique porqué determinadas situaciones o personas la llevan a pelearse, a crisis de celos, o a explosiones. Terapéutico es identificar y desactivar las causas de determinadas conductas y no hacer un esfuerzo para desarrollar una conducta que parezca más adecuada.

También hay que tener cuidado para no colocar el Método como una orden, pues nuestro consultante puede salir del consultorio diciendo: “Voy a hacer esto porque el tarotista me lo mandó” acabando con la calidad terapéutica de la consulta cuyo primer requisito es responsabilizar al consultante por su vida y sus decisiones. Éste tiene que entender, a la vista de lo que ya fue dicho en el diagnóstico, que es necesario hacer o dejar de hacer lo que se le sugiere en el Método.

Camino de crecimiento (6). Tradicionalmente la del futuro aquí es El Camino de Crecimiento, el sendero que está hoy detrás de la puerta que se abre con las llaves que aparecieron en las cartas anteriores. Para ello debe entender el Ancla y hacer algo concreto en la dirección mostrada por las cartas del Método y de la Voz de la Esencia. En ninguna hipótesis las leeremos como lo que inexorablemente cae en paracaídas en nuestra vida. Es importante hacerle comprender al consultante que su destino estuvo, está y estará fundamentalmente en sus manos y que con atención, intención y conexión consigo mismo puede cambiar su vida. Y digo “hoy” porque si la persona espera meses para empezar a trabajar-se no está garantizado que lo que apareció en el Camino de Crecimiento lo esté esperando. Las cartas “no-sombrías” indican que la persona está comenzando a desarrollar las cualidades de dicha carta y las “sombrías” que tomó conciencia del patrón neurótico que muestra la carta y que lo mantenía preso y empezando a cambiar.

Resultado interno (3). Esta posición, llamada Corona en la Cruz Celta, indica lo más sublime y elevado que el consultante puede alcanzar. Como esto se encuentra en el lado interno preferí llamarla Resultado Interno. Aquí vemos con las cartas comunes las cualidades o potenciales que fueron rescatadas y con las “sombrías” los mecanismos neuróticos que fueron desactivados. Aunque a veces uso en esta posición el verbo en presente o en pasado, estamos hablando del futuro.

Resultado externo (10). Tradicionalmente Resultado Final y que yo llamo Resultado Externo, muestra la actitud interna del consultante con la que encara el mundo. Una carta “sombría” aquí señala una situación externa que el consultante atrae y le empuja a tener que enfrentar interiormente el patrón negativo indicado por la carta, dándole chance de desactivarlo. Aquí podemos hacer un “truco”: colocamos la carta en el Método para que la persona comience a trabajar dicho patrón neurótico de manera que cuando llegue la situación esté más preparada para sacarle provecho. 

Algunas frases hechas para componer las interpretaciones:

Momento Actual: Sientes el impulso interno de …, Te estás cuestionando o preguntando..., Estás tomando consciencia de…, Tu atención está dirigida para tal aspecto interno…,

Ancla: La dificultad interna que hoy impide tu crecimiento y que debes y puedes eliminar es…,

Infancia: Para ser mínimamente aceptado tuviste que…, Tuviste que adaptarte a un ambiente de…,

Relaciones: a) Esta relación te ayuda a percibir … b) La imagen que muestras en tus relaciones es…, c) Esperas que llegue alguien y te dé …

Voz de la Esencia: Tu esencia te pide que te des cuenta de…, que trabajes tal patrón, que desarrolles tal actitud…,

Método: Sugiero que hagas…, Sugiero dejar de hacer..., Sugiero que tomes la actitud de…, Sugiero que identifiques tal patrón…,

Camino de Crecimiento: Como consecuencia de usar las llaves que aparecieron en las posiciones anteriores te das cuenta de… y empiezas a …

Resultado Interno: Fruto de todo el proceso identificaste, entendiste y desactivaste las dificultades internas que tenías para...,

Resultado Externo: Producto de todo el proceso encaras el mundo con la actitud de…, Si hasta ese momento no te has dado cuenta de…puedes atraer una situación externa que te obliga a encarar y te da la oportunidad de ver, entender y resolver tal cuestión interna…

Las cartas no deben ser leídas en el orden en que fueron colocadas sobre el paño. Operaremos así:         Con las 10 cartas en sus respectivas posiciones, levantaremos las del diagnóstico, es decir, las de la Voz de la Esencia, Ancla, Momento actual, Infancia y Relaciones, por este orden para que el primer contacto sea con la esencia del consultante (y no con el ego, que sería si levantamos primero la del Ancla). Las colocaremos siempre derechas, es decir, no daremos importancia al hecho de que algunas aparezcan invertidas. La interpretación de cada carta dependerá de su posición y de la atmósfera creada por las demás cartas.

Es importante ver las cartas como un todo, buscando una complementación dentro de una unidad armónica que tenga sentido, es decir, sólo vamos a empezar a interpretar cuando todas las cartas del diagnóstico estén a la vista. Comenzaremos a leerlas por donde nos resulte más claro, generalmente la Voz de la Esencia y luego iremos como quien va desenrollando una madeja. Podemos sacar segundas cartas para las posiciones abiertas, de preferencia Voz de la Esencia y Ancla, colocando la mano izquierda sobre la baraja y pedimos mentalmente tres veces la carta que deseamos para complementar o ampliar la lectura. Por ejemplo: “Quiero una carta más para el Ancla”. Cortamos, sacamos la carta o cartas en cuestión y dejamos el mazo como estaba.

Hecho el diagnóstico levantamos el resto de las cartas e interpretamos la carta de la posición del Método, después leeremos el Camino de Crecimiento y finalmente los Resultados Interno y Externo. Podemos sacar más cartas para estas posiciones, por ejemplo, tres para el Camino de Crecimiento, en cuyo caso las pediremos y sacaremos juntas obteniendo así una visión más exacta de la evolución del cuadro de la persona.

Una gran mayoría de bastos, indica que toda la historia gira alrededor de cuestiones energéticas, generalmente trabajo y si son copas, serán las cuestiones emocionales las que más necesitan ser trabajadas. Si hay un predominio de espadas el crecimiento pasará por desactivar ciertos mecanismos y creencias mentales y si son los discos (oros o pentagramas) es el cuerpo físico y las cuestiones económicas quienes piden atención. Cuando tenemos muchos Arcanos Mayores, es decir, más de 8 con 20 cartas sobre la mesa, todos los planos están presentes.

  No me parece conveniente tener más de 20 cartas sobre la mesa. Buena información no significa mucha información, sino aquella que puede ser bien usada, como vemos en la Figura IV.04.  Concluida la lectura preguntaremos a nuestro consultante si tiene alguna pregunta o comentario. En 99,90 de los casos no hay preguntas y en muchos casos responde que las preguntas que traía ya fueron contestadas.

Hay que considerar también que quien se interesa en una consulta de Tarot Terapéutico no suele venir con preguntas del tipo ¿Fulano, me ama? ¿Voy a ser feliz con Panchito? ¿Va a aparecer mi alma gemela? ¿Voy a aprobar el examen de Matemáticas? ¿Cómo me va a ir en este empleo? etc. sino con cuestiones más del tipo: ¿Qué tengo que entender y qué cambios internos tengo que hacer para …

~ relacionarme de una manera más fluida, placentera y nutritiva?

~ crecer profesionalmente?

~ sentirme mejor?

~ mejorar mis finanzas?

Siendo estas cuestiones bastante centrales en la vida de la persona suelen ser respondidas por la Lectura Terapéutica sin necesidad de ser formuladas.

Es frecuente que las madres pregunten por sus hijos, cuando están en la fase difícil de la adolescencia. Podemos sacar tres cartas. Una que muestra cómo está el niño, otra qué es lo que en el fondo quiere y otra que sugiere una determinada actitud o acción por parte de su madre. Podrían relacionarse con cartas de Momento Actual, Voz de la Esencia y Método.

ME INTERESA

CAPÍTULO VII - EL SEGUNDO SEPTENARIO

EL ARTE (LA TEMPLANZA)

Títulos

Número

Letra hebrea

Camino

Cabalístico

Atribución astrológica

Principio

Universal

Marsella

Waite

La Templanza

14

2 x 7

ם

Sameck, soporte

La serpiente mordiendo su propio rabo

S

25º

Tiphareth

Yesod

l

Sagitario

 

Yo veo

El Principio de la Integración de los Opuestos

Crowley

El Arte

Osho Zen

La Integración

 

Títulos. En el de Marsella y en la mayoría de los tarots se llama la La Templanza”. Junto con “La Justicia”, “La Fuerza o Fortaleza y La Estrella, que para muchos autores continúa significando esperanza, tenemos una alusión a las virtudes del catolicismo. De estas cuatro cartas las tres primeras fueron rebautizadas por Crowley, llamándolas “El Arte”, “El Ajuste” y “Lust”. En el Tarot Osho Zen es “La Integración”. Sus títulos esotéricos son “La Hija de los Reconciliadores” y “El Impulsor de la Vida”.

Número. El Arte es el Arcano Catorce. Dos veces Siete es la unión de dos entidades puras, que completando en sí mismas un ciclo, alcanzan juntas un nuevo estado de perfección.

 

CORRESPONDENCIAS

Letra hebrea. ם, Sameck, letra simple y azul, que vale 60 está atribuida al Arte. Suena como nuestra S. Significa soporte, apoyo, columna, sustentar o establecer. Jeroglíficamente representa una serpiente mordiéndose su propia cola: es aquella que se alimenta de su propia sustancia. Es el uróboro, la matriz o útero cósmico que, abrazando el Cosmos en un inmenso círculo continuo, evita que se desintegre. Es uno de los símbolos más antiguos, representa la manifestación y la reabsorción cíclica, la unión sexual y la autofecundación permanente. Es la perpetua transformación de la muerte en vida y de la vida en muerte, la muerte que sale de la vida y la vida que sale de la muerte. También mostraría la unión del mundo animal (la serpiente) con el mundo espiritual (el círculo). Existiría aquí una especie de unión de opuestos que se ve más clara en algunas representaciones en que la serpiente es, longitudinalmente, la mitad blanca y la mitad negra, como vimos en la ilustración VI.06.

Camino cabalístico. El camino de Sameck (25º) va desde Yesod, el Fundamento, los cimientos, la esfera de la Luna, con Tiphareth - la Belleza, la visión de la armonía, la esfera del Sol. Es un camino vertical, equilibrado en la columna central del Árbol y considerado uno de los senderos más importantes y difíciles de la cábala práctica. Se trata, en términos alquímicos, de la destilación del negro. Yendo desde la Luna hacia el Sol, conecta la personalidad o psiquismo astral de Yesod con la individualidad de Tiphareth. Aquí el caminante somete y verifica sus creencias en los desafíos de la vida cotidiana estableciendo - Sameck - su propia verdad en un proceso continuo de intentos y equivocaciones.

Atribución astrológica. l Sagitario es un signo de Fuego, mutable, regido por Júpiter. Gobierna en el cuerpo humano las caderas, la espalda y las nalgas. Sus nativos poseen excelente y transbordante vitalidad, que supone una gran necesidad de actividad y movimiento. De temperamento entusiasta, ardiente e impulsivo, son enormemente extrovertidos. Sagitario, que significa ‘arquero’, es representado por un centauro armado, como Diana diosa de la caza y de la Luna, de arco y flechas. Diana gobierna las corrientes astrales de Yesod así como las mareas y los ciclos femeninos. El sagitario aborda la vida como una aventura, un viaje, una búsqueda. Su pasatiempo es hacer de este viaje una jornada interesante, variada, expansiva, llena de novedades, encuentros y conocimientos. Siente una verdadera fascinación por lo desconocido, por el riesgo y el juego. Le encanta viajar y todo lo que es exótico y distante. Tiene carácter alegre, joven y optimista de manera que se relaciona con facilidad, aunque sea también inconstante y superficial. El mundo de la seguridad, de las rutinas domésticas y de la tranquilidad no le convence. Necesita fijarse objetivos para conquistar, superar sus límites y vivir en continuos cambios. Es un excelente actor, no obstante sincero y franco. Su sentido elevado de la justicia lo puede llevar a cuestionar el sistema social. Su misión es transmutar e impulsar. Tiene tendencia a sufrir de ataques de ciática,  gota, reumatismo, problemas en las articulaciones y también de tumores y enfermedades hepáticas. Como buen jupiteriano no sabe colocarse sus propios límites y suele caer en exageraciones a veces destructivas. Su verbo es ‘Yo veo’ (visión = 60 = Sameck) y su frase integradora es “Yo manifiesto la sabiduría interior y veo lo supremo en las cosas más simples”.

Símbolos. La figura central de la carta es Diana cazadora, la de los muchos pechos, tal como fue adorada en Éfeso (Turquía) representando lo femenino de una manera más global:

la Gran Diosa, que a todos da la vida y también la muerte.

Los guerreros arios que invadieron la cuenca mediterránea, hasta entonces (1500 a. C.) fundamentalmente matriarcal, casaron sus dioses de guerra y muerte con las diosas nativas, pero no permitieron el culto a la Gran Diosa. Como no pudieron eliminarlo lo desmembraron. Diana, representa la estructura natural, el soporte - Sameck - del flujo y reflujo de la Existencia.

Aquí integra al rey negro y a la reina rubia que se casaban en Los Amantes, asignado a Géminis, signo opuesto y complementario de Sagitario. Una parte de su rostro es negra y otra blanca. El lado blanco tiene el pelo y el brazo negros y la corona dorada del rey con un ribete de plata. El lado negro tiene el pelo rubio ceñido por la corona plateada de la reina con una marca de oro y el brazo blanco. En la mano izquierda -femenina - blanca sostiene la copa de plata de la reina y en la derecha -masculi     na- sujeta la lanza del rey bajo la forma de un tizón encendido. Su ropa es de color verde para indicar que ella, como la Emperatriz,  favorece el  crecimiento vegetal y la creatividad. También vemos las abejas y las serpientes de las ropas de la pareja imperial. El León y el Águila aumentaron de tamaño y aquel intercambió su sangre con el gluten blanco de ésta. Los símbolos polares de los Amantes están aquí perfectamente complementados, contrabalanceados, y equilibrados. No se trata apenas de una suma de polaridades, sino una fusión y complementación profunda de los Principios Masculino y Femenino. Cada uno de estos principios no son completos en sí mismos pero tampoco son totalmente incompletos ya que cada uno de ellos, para poder existir, necesita llevar una referencia de su opuesto en su propia naturaleza.

El símbolo que mejor expresa esta idea es el Yin-Yang taoista donde cada aspecto lleva en su centro una gota de su opuesto complementario, como vemos en la figura VI.28.

En la carta podríamos percibir esta misma idea en el hecho de que las dos partes del rostro de Diana son mayores que la mitad exacta: cada uno participa del otro lado.

Ella está mezclando en el caldero dorado los dos principios: Fuego y Agua, que aparecen en el suelo perfectamente armonizados, mostrando gráficamente, como nos dice Crowley: “la satisfacción del deseo de cada elemento, parcialmente incompleto, de tornarse completo a través de la asimilación de su opuesto. El Agua se derramó sobre el Fuego y éste se amalgamó con ella”.

Toda operación alquímica sucede también dentro del alquimista cuyo vehículo físico está representado por el caldero dorado (símbolo de felicidad y de prosperidad en el I Ching) indicando que en virtud de la operación se espiritualizó.

La aplicación de Yod - el Fuego, la energía sexual de la kundalini- sobre He -el Agua, la conciencia- produce Vau -el Aire, la conciencia espiritualizada- dentro del cuerpo físico que es la He final. El resultado es mayor que la simple suma de sus partes. En el caldero están presentes los cuatro elementos tal como sugiere la cruz de brazos iguales grabada en su borde.

Saliendo del caldero y como resultado de la operación que en él se realiza, un rayo de luz emerge y asciende transformándose en dos arco iris que forman el reborde del manto de armiño que cubre los hombros de Diana. El arco iris es en primer lugar la expresión en la Naturaleza de la perfecta unión del Agua -la lluvia de día o la humedad de noche- con el Fuego – la luz del Sol o de la Luna-. Un resultado que también va más allá en belleza y colorido que la simple unión de las cualidades de sus componentes. En segundo lugar el arco iris representa el puente que une la Tierra y el Cielo, pasando ideas de elevación y espiritualización.

Para os bororos de Mato Grosso -Brasil-, los pieles rojas de Nevada -EUA- y otras tribus africanas y asiáticas el arco iris es una serpiente -Samek- generalmente maléfica que roba niños y anuncia catástrofes. Astrológicamente el arco iris está atribuido a Sagitario. La flecha del arquero es un símbolo de penetración, unificación, decisión, y de intuición fulgurante. Cuando alcanza su objetivo representa la realización final y ascendiendo junto con el rayo que forma el arco iris, sugiere la aspiración a unirse con la Divinidad. Como esta operación de juntar el Fuego con el Agua envuelve la manipulación de la energía sexual, podemos considerar la liberación de la flecha como un orgasmo espiritual. Es la ola de bienaventuranza del éxtasis tántrico o Mahamudra, el clímax de los místicos. Santa Teresa de Ávila describía sus experiencias espirituales como un ángel clavando una flecha de fuego en su corazón. La flecha ascendiente simboliza la liberación de los condicionamientos materiales.

Dos lunas de tres días, veneradas en la India como la Luna de Shiva, la más femenina y receptiva de sus formas, la Luna de la Yoni, se cruzan frente a la cabeza de Diana. Y se complementan con un disco solar que ocupa el fondo de la carta en el cual está grabado en latín la máxima alquímica: “Visita Interiora Terra Rectificando Invenies Ocultum Lapidem” que literalmente significa “Visita el interior de la Tierra, rectificando encontrarás la Piedra Oculta” y que podemos interpretar como “Rectificando tu dirección, yendo hacia dentro de ti mismo, encontrarás la Piedra Filosofal”, el catalizador de la transformación de los metales en oro y del alquimista en sabio, así como el elixir de la eterna juventud. Estas ocho palabras se corresponden con las ocho operaciones alquímicas (Fig. VII.29) Observen que el cuervo, que en Grecia era consagrado a Apolo, encima del cráneo que se corresponde con la 1ª operación: la Calcinación, aparece en la carta en el centro del caldero, posado en una calavera es símbolo de la continuidad de la vida a través de la muerte y del renacimiento. Las letras iniciales del mandato alquímico forman la palabra vitriol’, el disolvente universal formado por la combinación equilibrada de los tres principios alquímicos: el Azufre, la Sal y el Mercurio.

Las dos Lunas parecen dos arcos listos para disparar sus flechas. Las tres letras iniciales de los tres caminos inferiores del Árbol: Quoph 29º camino - La Luna - Shin 31º camino - El Eón - y Tau 32º camino -El Universo forman la palabra ‘Qesheth’ que significa ‘arco’ y ‘arco iris’ que lanza la flecha en dirección a lo alto.

El camino de Sameck, la serpiente que sustenta, es una flecha que atraviesa el arco iris, entre los pechos de Diana ordenados como los seis planetas, o metales, alrededor del Sol o del Oro, que podemos considerar como los siete niveles de conciencia. Este camino es una etapa del Camino de la Flecha que asciende por el pilar central del Árbol. Es el camino que lleva al aspirante sin desvíos desde Malkuth hasta Kether, atravesando Yesod (la Luna, el pasado, la madre, el psiquismo astral) pasando por Tipharet (el Sol, el eterno presente, la individualidad), y finalmente superando el Abismo, de la mano de la Sacerdotisa para caer en plena luz. La máxima alquímica del disco solar nos indica como recorrer este camino con éxito. La flecha es también un símbolo de Mercurio ya que representa la voluntad dirigida.

 

Significados generales. Esta carta ilustra el Principio de la Integración de los Opuestos que aquí están perfectamente unidos y complementados. En ella se da la consumación de la Boda Real que veíamos en los Amantes y que con el Arte forman la polaridad alquímica ‘Solve et Coagula’, ‘Separa y Junta’; estando aquí enfatizado el aspecto ‘Junta’. Junto con el proceso de integración se da el de espiritualización. Si en el Arcano XIII la muerte del robot daba lugar a la liberación de la Esencia del Ser, en el Arte la esencia se manifiesta en la práctica. El Loco alcanzó su segunda iniciación (2x7), la praxis es posible. La esencia comienza a expresarse sin tensiones ni angustias, imprimiendo su belleza y fragancia a todo lo que la persona hace. Así entra en el fluir, que sería un buen título para esta carta, y el caminar se torna una danza, la palabra poesía y el silencio meditación. Desde la calma interna, desde la no-acción, El Loco actúa y el resultado es El Arte. Ahora podemos entender porqué Crowley dio este título a esta carta, mucho más amplio y profundo que “la Templanza”, que en el mejor de los casos indica moderación y, en el peor, dominio sobre las pasiones.

En el Taoismo tenemos el Wu Wei,  la acción sin acción, que no es el resultado de la actividad mental o del ego sino del silencio interior que posibilita la conexión con la esencia y el ejercicio de la voluntad verdadera. Es el hacer sin hacer, la acción externa desde la calma interna. Como dicen los taoístas: “Ser como un bambú hueco” Tú no haces la canción, la canción la hace el viento. Tú eres apenas un canal. Pero ¿Quién es el viento? Es lo que viene de dentro, lo que emerge del inconsciente con su propia energía, alegría y aliento.

De una historia taoísta: “- ¿Qué hace el Maestro? preguntó un monje a las puertas del monasterio.

- El Maestro descansa - le contestaron. No queriendo interrumpir el descanso del Maestro el monje se retiró. El día siguiente volvió a preguntar y obtuvo la misma respuesta. El tercer día y el cuarto se repitió la historia. El quinto día ya irritado preguntó: - ¿Cómo descansa este Maestro?

- El Maestro descansa trabajando - le respondieron.

En la acción desde el centro, desde el silencio interior, no hay desgaste, no hay tensión, no hay ansiedad por resultados, no hay esfuerzo, sino placer, la acción es total, el equilibrio de las cosas no es violado, el Maestro descansa trabajando. Esta actitud Wu Wei es la verdadera Piedra Filosofal.

Otra integración de lo que siempre nos vendieron como opuestos es el divertirse trabajando. Siempre que expresamos un talento este viene con placer y energía de manera que si optamos por actividades que nos proporcionan ese placer que viene de dentro, cuando hacemos de nuestra diversión nuestro trabajo, estamos garantizando que nuestro trabajo va a tener calidad pues en él están manifestándose talentos específicos. Así dejamos de estar divididos de lunes a viernes haciendo algo que no nos da placer para obtener dinero y sábado y domingo gastamos ese dinero para comprar placer que no viene de dentro sino de fuera.

Y si necesitamos incorporar conocimientos para hacer mejor ese trabajo que nos divierte, vamos a absorberlos con facilidad de manera que la calidad de nuestro trabajo aumenta todavía más y ganaremos dinero, pues la sociedad que hipócritamente dice que valoriza el esfuerzo lo que en realidad paga es la calidad. Además si hacemos de nuestra diversión nuestro trabajo cuando acaba la jornada laboral vamos a encarar las relaciones, sean familiares, amorosas o amistosas como donadores y no como vampiros con lo que será más fácil fluir en ellas. También cuando hacemos lo que nos gusta no vemos el tiempo pasar de manera que envejecemos más despacio. Con el cuerpo, el corazón y el bolsillo sanos será más fácil abrir la puerta de la transcendencia espiritual[1].

EN LA LECTURA TERAPÉUTICA

            Momento actual. Vemos a la persona en contacto con un impulso interno de hacer opciones profesionales que le den placer. Se pregunta: ¿Será posible hacer de lo que me divierte mi trabajo? Probablemente siempre estuvo metido en actividades sin gracia, solo por dinero, por dar satisfacción a la familia o por status. Tal vez ciertas creencias que le impedían hacer lo que realmente le gustaba están perdiendo fuerza al tiempo que está cada vez más insatisfecho, sino harto, de sus ocupaciones profesionales habituales.

Puede percibir que esforzarse no funciona. Observa que los mejores resultados llegan cuando hace lo que le da más placer, lo que naturalmente le sale de dentro, y eso no exige esfuerzo. ¿Qué esfuerzo hace el manzano para dar manzanas? También percibe que cuanto menos piensa en resultados e se absorbe en la acción, cuando la acción es un fin en si mesma, e no un medio para alcanzar un fin en el futuro, mejores son los resultados.

La voluntad del ego, proyectada en el futuro, en los resultados de la acción, establece objetivos que lo inflan la voluntad verdadera el deseo procede del inconsciente, toma todo el cuerpo y se manifiesta en la acción sin ansia de resultados.

Ancla. Por exceso tenemos una persona que se identifica con su papel profesional de manera que su autoestima y humor están en función del trabajo y del reconocimiento. Es obvio que este patrón de conducta será más difícil de mantener si no le gusta su trabajo. Podemos tener el caso de la persona que hizo de su diversión su trabajo pero que se absorbió de tal modo en él que dejó de vivir otras cosas.  Con esta máscara perfeccionista y algunas veces alegre y popular huye de sí misma y esconde sus emociones y deseos profundos, especialmente si tenemos en la infancia cartas que enfatizan la racionalización y la represión como el Cuatro, el Seis o el Ocho de Espadas -la Tregua, La Ciencia y La Interferencia respectivamente-. Con el Siete de Copas -la Corrupción- puede indicar la dependencia de estimulantes como café, alcohol o cocaína para mantener su fachada de trabajador entusiasta. El floral de Agrinomy podría ayudarle a ser honesto emocionalmente, reconocer sus penas y expresar sus sentimientos.

Por falta muestra una persona rehén de la maldición de Jehovah: “Ganarás el pan con el sudor de tu frente” convencida de que una cosa es trabajar y otra muy diferente es divertirse de manera que ni se le ocurre que puede ganar dinero con algo que le dé placer, pues según él el trabajo no puede dar placer, pues no sería trabajo. Su placer viene de gastarse el dinero que gana sin placer. Con el Siete de Bastos – La Valentía indica que esta persona se exige demasiado, violando así los ritmos naturales de su cuerpo y pudiendo acumular tensiones musculares. La flor de Dandelion* le enseñará a escuchar los mensajes corporales permitiendo que la energía dinámica trabaje con menor esfuerzo.

Infancia. Por lo menos uno de sus padres era una persona compulsivamente perfeccionista, probablemente un profesional competente, realizado y productivo o le hubiera gustado serlo. Este adulto exigió que el niño adquiriese estas características y además le exigió que se absorbiese en el desempeño de tareas, tal vez, impropias para su edad. El niño no solo se sintió muchas veces incapaz y desvalorado por el adulto, sino que se creyó que solo sería aceptado por la familia, y como extensión de ésta, por la sociedad, si consiguiese mostrar eficiencia, capacidad de trabajo y autocontrol o en el peor de los casos perfección a toda prueba.

 Relaciones. a) La relación ayuda a la persona a hacer esta integración de polaridades, especialmente en el aspecto profesional. Así la pareja, de maneras diferentes, impulsa a la persona a optar por actividades profesionales que le dan placer, a transformar esos impulsos internos, que en realidad son sus talentos que quieren expresarse, en una fuente de renta. También puede mostrar que la relación promueve que la persona identifique e integre sus polaridades masculina y femenina. b) Vende en el mercado de las relaciones una imagen de excelente profesional, inteligente, ocupado y probablemente realizado o a punto de estarlo. Por detrás de esa fachada esconde sus sentimientos y necesidades emocionales. Le aconsejaremos el uso del floral de Evening Primrose* para facilitarle una expresión emocional más calurosa y comprometida.

Voz de la Esencia y Método.  La carta del Arte en esta posición indica que la persona está envuelta en actividades que no le gustan o si le gustan está obcecada con sus objetivos. Pierde el momento, es decir, la vida, en un esfuerzo que imagina que solo acabará cuando las metas sean alcanzadas. Si tenemos dificultad para alcanzar nuestros objetivos es porque: a) no son nuestros objetivos verdaderos, enraizados en el inconsciente como para que a su través se expresen nuestros talentos liberando energía y placer o b) tenemos que aprender todavía alguna cosa antes de alcanzarlos. En la segunda opción hay placer en la primera no.

Integrar este arquetipo significa aprender a fluir como resultado de complementar las polaridades. Profesionalmente sugiere que la persona haga de su diversión su trabajo. Actividades que realmente tienen que ver con ella misma, es decir, con sus potenciales. Serán actividades que surgiendo naturalmente de dentro con placer y energía van a garantizar no solo disfrutar del momento sino la calidad de los resultados y por lo tanto el retorno económico y el reconocimiento. Sugeriremos que la persona se responda a algunas preguntas: ¿De todas mis actividades cuales son las que hago solo por dinero? ¿Qué haría si no necesitase trabajar para vivir? ¿Qué miedos y amenazas aparecen cuando siento necesidad de largar un trabajo sin gracia y hacer lo que me gusta? ¿De dónde vienen esas amenazas?

 La esencia de Wild Oat le ayudará a escoger su trabajo como algo que responde a una verdadera llamada interior. Con la Princesa de Copas subrayará la importancia de participar de actividades creativas. La flor de Iris* le ayudará a desarrollar e integrar la creatividad artística en el trabajo cotidiano.

Tratándose de una mujer con el Diez de Copas - La Saciedad o La Emperatriz en el Ancla, podemos imaginar que se encuentra dividida entre su hogar, sus hijos y su realización profesional. En este caso el uso de la esencia floral de Pomegranate* puede facilitar una elección más consciente.

En el plano de las relaciones es importante que la persona entienda que en la medida que esconde o niega una de sus polaridades (masculina o femenina) se va a sentir manipulada por ella y por las personas sobre las cuales proyecta dicha polaridad.  En la medida que las desarrolla e integra, rumbo a lo que los esotéricos llaman ‘el Androginato Interno’, esto deja de suceder no se siente más ciega y compulsivamente atraída o repelida por nadie y podrá fluir en las relaciones amorosas. Si en los amantes la persona está en el masculino cuando tiene que estar en el masculino y está en el femenino cuando tiene que estar en el femenino, aquí en el Arte está en los dos al mismo tiempo. Como dijo el Che: “Hay que endurecerse sin perder la ternura”.

Camino de crecimiento. Usando las llaves que aparecieron en las posiciones anteriores la persona se da cuenta que no puede dedicar la mayor parte de su día, es decir, de su vida a actividades sin significado que hace apenas para ganar dinero. Ya sabe lo que le da placer y está invirtiendo en ello.

Resultado interno. Esta persona, producto de todo el proceso que vimos hasta aquí, consiguió identificar, entender y desactivar las dificultades internas que tenía para hacer de su diversión su trabajo. Se liberó de la maldición de Jehovah y dejó de estar dividida entre semana y fin de semana, trabajo y vacaciones, disfrutando todo el tiempo con lo cual encara las relaciones irradiando placer. Su trabajo/diversión le recarga energéticamente de manera que puede hasta rejuvenecer. Sus polaridades femenina y masculina se desarrollan, perfeccionan e integran abriendo la puerta para la trascendencia espiritual.

Resultado externo. La persona encara el mundo con la actitud que vimos en el Resultado Interno Trabaja en lo que le gusta y como le gusta. Es naturalmente eficiente y dedicado, fluido y suelto. Los frutos de su trabajo y su trabajar están impregnados de la fragancia y la belleza de su esencia. Es importante que no se olvide que en la vida existen más cosas que el trabajar, pues cuando hacemos de nuestra diversión nuestro trabajo es más fácil caer en la tentación de pasarnos el día trabajando.

                                                                                                             ME INTERESA


[1] Ver en www.tarotterapeutico.info  español novedades la 4ª llave para el bienestar: Haz de tu diversión tu trabajo.